Opinión

¿Cómo usar el estoicismo para sobrevivir en la modernidad capitalista?

0

En la modernidad, sobre todo en el ritmo mercantilista/capitalista, la realidad se nos presenta a una velocidad que sentimos que nos excede (con todas las demandas que esto trae). Ser quien tienes que ser para sobrevivir y olvidar la esencia. Esa parece ser la consigna ¿Cómo vivir una buena vida en un mundo impredecible?

Estas son las cuestiones centrales del estoicismo, una filosofía creada hace más de 2.000 años en la que cada vez más personas buscan antídotos contra las dificultades de la vida contemporánea.

El estoicismo, desde su concepción originaria, predicó el valor de la razón, al proponer que las emociones destructivas son el resultado de errores en nuestra manera de ver el mundo y ofreció una guía práctica para permanecer resueltos, fuertes y en control de la situación.

La escuela estoica tuvo una profunda influencia en la civilización grecorromana y, en consecuencia, en el pensamiento occidental en general. Y fue más allá.

No fue una simple escuela filosófica. De hecho, está presente en el cristianismo, el budismo y el pensamiento de varios filósofos modernos, como el alemán Immanuel Kant, Heidegger, entre otros.

En este artículo destacamos tres conceptos fundamentales destacadas por filósofos entrevistados por la BBC.

  1. “Si voy a morir, moriré cuando llegue el momento. Como me parece que aún no es la hora, comeré porque tengo hambre”.” Lo que Epitecto está queriendo decir aquí es que lo que tenga que ser será. Pero si no tengo que lidiar con eso ahora, voy a hacer otra cosa”, explica Massimo Pigliucci, filósofo italiano y practicante del estoicismo hoy.
  2. “No eres lo que pretendes ser, así que reflexiona y decide: ¿esto es para ti? Si no es así, prepárate para decir: para mí eso no tiene importancia”. “Deje atrás las cosas que no están bajo su control e intente trabajar duro en lo que usted puede controlar”, interpreta Nancy Sherman, filósofa estadounidense que estudia la influencia del pensamiento estoico en la ética militar.
  3. “No esperes que el mundo sea como deseas, sino como es realmente. De esa manera tendrás una vida pacífica”.”Para quien ve conformismo en estas palabras, un punto importante: no propone que usted sea pasivo en relación a la vida, sino que acepte las cosas que están más allá de su control y que ya sucedieron”, dice el filósofo y psicoterapeuta escocés Donald Robertson.

— sigue a Plaza Tomada.

 

Biólogos descubren nuevas tonalidades del milenario algodón nativo

Previous article

Sacrificios chimús: ¿Es la muerte germen de vida?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Opinión