Ciencia

Un universo con centenares de cerebros en Barrios Altos

0

Un espacio en Barrios Altos, camuflado bajo la sombra del anonimato, ofrece un viaje tan fascinante como enigmático. Es el Museo de Neuropatología y sus vitrinas expone más de 3,000 piezas relacionadas al cerebro y al sistema nervioso en general. No se trata solo de una mera colección de piezas de materia gris, sino de un increíble vistazo a las diferentes condiciones y enfermedades que pueden dañar nuestro cerebro e, incluso, matarnos.

En el recinto existen tres salas, una con cerebros sin enfermedades, otra con fetos con malformaciones del sistema nervioso y la otra con 300 cerebros con diferentes enfermedades del cerebro. Hay también, señala, un almacén lleno de frascos con piezas que no están en exposición.

Vale decir que, el museo es parte del hospital Santo Toribio de Mogrovejo, el cual funciona desde el año 1700 bajo el nombre de Refugio de Incurables de la Calle Maravillas. El hospital es hoy la sede del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas y se ubica en la cuadra 12 del jirón Áncash, en el centro de Lima. Tras atravesar la puerta y avanzar por un patio interior, clásico de la arquitectura de la época, se llega al museo.

El cerebro desde un discurso biologisista ha adquirido una importancia esencial para posicionarse como el generador de las múltiples sensaciones que nos constituyen como seres humanos. De hecho, ya Aristóteles planteaba el dolor como una alteración del calor vital del corazón, a su vez determinado por el cerebro. De esta deducción se encaminaba a entender el sistema nervioso central (SNC), siendo el corazón motor y origen de dolor. Con esta premisa se colocaba al cerebro como centro de gravitación rompiendo la idea de una fuerza enigmática metafísicas e indescifrable causante de las sensaciones humanas.

En cuanto a la cerebroteca es el almacén de cerebros, al que se accede por una puerta desde el mismo museo y tiene cerca de 3 mil cerebros. “Todos están cortados e identificados según las enfermedades de los pacientes. Si alguna entidad quiere hacer un estudio de algo en especial, nosotros podemos sacar los cerebros y prestarlos para las investigaciones”, señala la directora del museo, Diana Rivas.

El dato

El museo abre de lunes a sábado, desde las 7:30 horas hasta las 12:30 horas, en que ingresan los últimos grupos para hacer el breve recorrido con un guía. También se puede coordinar con anticipación para las visitas de grupos de más de 20 personas.

En busca del himno del Bicentenario de la Independencia del Perú

Previous article

Obra de Zenobio Dagha Sapaico, el artífice del “huaylarsh” es declarada Patrimonio Cultural de la Nación

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Ciencia