Ciencia

¿Todo está conectado? La reciente foto del sol que la muestra similar a la textura de nuestra piel

0

Una de las últimas imágenes que ha enviado el Telescopio Solar Daniel K. Inouye, que se encuentra en la cumbre del monte Haleakalā, en la isla hawaiana de Maui es sorprendente. Es la superficie del sol vista como si fuera un manto de oro. Detalles súper minucioso de una fotografía que cambia la forma de cómo hemos construido (gráficamente) en nuestra mente al astro rey.

Como puede apreciarse, en su interior más íntimo, la superficie solar está dividida en celdas que forman a su vez una red un tanto irregular, pero al mismo tiempo dotada de una suerte de armonía única, natural a su diseño.

Entre los datos más sorprendentes de las imágenes obtenidas se encuentra el hecho de que cada una de las celdas que se pueden observar tiene más o menos la misma superficie que Francia, esto es, casi 700,000 km².

Este telescopio posee un lente de casi 4 m, lo cual lo hace el telescopio solar más poderoso del mundo. Tiene la capacidad de observar estructuras en el sol con un tamaño mínimo de 30 km. Aunque esta fotografía se presente como algo muy interesante, cabe mencionar, además, que el telescopio, aunque ya es operativo, se encuentra todavía en construcción.

Los astrónomos creen que gracias a observaciones como esta, será posible entender mejor la naturaleza y el funcionamiento del sol; por ejemplo, fenómenos como que la corona solar es millones de grados más caliente que la superficie, o la manera en que los ciclos solares se suceden en el astro y los efectos que ello provoca en su actividad.

Desde una orilla poética, es posible notar la semejanza de las imágenes captadas con otros paisajes diversos de la realidad conocida. La retícula solar guarda una semejanza increíble con superficies como la piel, el desierto, el tejido de ciertas membranas y órganos de nuestro cuerpo (y de otros animales) o incluso el interior de una célula.

Haciendo volar un poco a nuestra mente, podríamos acordarnos de la secreta correspondencia de la que hablan algunos textos de la antigüedad y, acaso, como sugirieron los antiguos maestros, todo en efecto está conectado, y como es arriba es abajo.

El vudú haitiano: desentrañando el mito diabólico de esta práctica

Previous article

El manuscrito de la obra cumbre de la física moderna de Isaac Newton

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Ciencia