Política

Mujeres y lucha popular: 4 sucesos históricos que cambiaron el rumbo de la historia

Cuando el poder de turno cubre con sus tentáculos las demandas populares, la calle es uno de los únicos mecanismos para conquistar derechos que se nos presentan como una carencia momentánea, pero que luego de la rebelión se instalan en el sentido común, y toma el carácter de nuevo paradigma en la vida cotidiana de los seres humanos. En este post les mencionamos algunas de estas demandas justas lideradas por mujeres que cambiaron el rumbo de la historia y se convirtieron en gestas icónicas:

Huelga de pan y rosas, Lawrence, Massachusetts, EUA, 1912

Corría el año 1912, los obreros de la industria textil en Estados Unidos exigían mejores condiciones y salarios. Laboraban bajo condiciones similares a la explotación y la plusvalía era desmedida. El 11 de enero de dicho año, las mujeres del sector comenzaron a organizar sus propias protestas, exigiendo mejores condiciones laborales. Acordonadas en los alrededores de los talleres, generaron que diversos gremios se sumen a la lucha. Ni la Policía pudo avasallarlas. El resultado: la concreción de derechos laborales que permitieron acortar los márgenes de ganancias entre el pueblo trabajador y cierto sector empresarial explotador.

Dagenham, Inglaterra, 1968

La enorme empresa estadounidense Ford, firma automotriz, en 1968 contaba aproximadamente con 55 mil trabajadores en Inglaterra. De los cuales solo 187 eran mujeres. Hegemónicamente estas mujeres eran las encargadas de hacer los tapizados de los asientos de los autos. Un número insignificante y claramente discriminador; sin embargo, este pequeño grupo cobró relevancia el día del paro. Las trabajadoras se negaron a seguir con sus funciones, en una huelga que duró 3 meses, y a través de la cual exigieron sobre todo igualdad salarial, pues sus salarios eran 92% menores a los de los trabajadores varones. En 1970, con el apoyo del Partido Laborista, el Reino Unido aprobó la Ley de Igualdad Salarial, la cual entró en vigor 5 años después en todo el país.

El Día Libre de las Mujeres, Islandia, 1975

En Islandia, ya entrado el año 1975, el sueldo de los hombres islandeses era 40% más alto que el de las mujeres. Desbalances, aunque no en tal escala que aún se presenta sobre todo en países de Latinoamérica hasta la actualidad. Esta abismal preferencia hizo que el 90% de las mujeres trabajadoras de Islandia comenzaran una huelga que paralizó el país. El movimiento logró detener la actividad de bancos, guarderías y fábricas. De emergencia, los hombres tuvieron que ocupar los vacíos que las mujeres habían dejado. ¿Sirvió la manifestación? 5 años después de la huelga, Islandia eligió a la primera mujer presidenta: Vigdís Finnbogadóttir.

Mineras de La Paz, Bolivia, 28 de diciembre de 1977

La dictadura de Hugo Banzer en Bolivia (1971-1978) fue cruel y represiva. Era muy difícil que levantamientos populares tuvieran éxito. Sin embargo, hubo cuatro mujeres que encabezaron un movimiento que desencadenó a la postre la caída del dictador. Luzmila de Pimentel, Nelly de Paniagua, Aurora de Lora y Angélica de Flores, todas ellas esposas de dirigentes sindicales mineros. Ellas, secundadas por sus 14 hijos, en suma, tomaron el Arzobispado católico de La Paz un 28 de diciembre de 1977 y se declararon en huelga de hambre. Como demandas las siguientes: amnistía general para los opositores del régimen y convocatoria a elecciones libres. Más de mil quinientos bolivianos se unieron a esta huelga de hambre. Medio año después, el dictador Hugo Banzer renunció. Estas cuatro mujeres dieron el primer paso de la democracia en Bolivia.

— Sigue a Plaza Tomada en Facebook.

 

 

Tags

Artículos Relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button
Close