Opinión

Marcelo Bielsa, por la senda de Brian Clough

0

Por: Víctor Liza Jaramillo

UNO

Dicen que el fútbol da revanchas. El autor de esta frase es desconocido. Lo real es que en este deporte, el perdedor de ayer puede ser el ganador de hoy. Y el triunfador de antes el fracasado del presente. El argentino Marcelo Bielsa es un ejemplo actual de esa tómbola. Su ascendente carrera de entrenador con Newell’s Old Boys y Vélez Sarsfield en los años noventa, se vio truncada cuando en el mundial de Corea-Japón 2002, la selección albiceleste bajo su mando no pudo pasar de la primera fase. Realizó una gran campaña en la eliminatoria sudamericana, lo que la colocó como candidata al título; pero terminó saliendo por la puerta de atrás.

Muchos argentinos no le perdonan hasta ahora este fracaso a Bielsa, pese a que dos años después, ganó el oro olímpico con su selección por primera vez. Dos meses después, renunciaría por falta de “energía e impulso”. Chile le dio la oportunidad de reivindicarse, clasificando a esta selección a una Copa del Mundo luego de 12 años, gracias al cambio de mentalidad que impulsó en sus futbolistas. Ese fue un nuevo envión en su trayectoria. Bielsa tenía un nuevo crédito para empezar, por fin, su peregrinaje por el fútbol europeo.

El Athletic de Bilbao, el Olympique de Marsella y el Lyon fueron los equipos en los que Bielsa quedó como un campeón moral y sin lograr éxito deportivo alguno. Con los dos primeros pudo ganar títulos, pero se quedó en la puerta del horno. El tercer equipo lo despidió. Solo amado de manera incondicional por rosarinos y chilenos, la carrera de entrenador de Bielsa parecía caer en la intrascendencia. En esas andaba cuando aceptó dirigir al Leeds United de la segunda división inglesa.

DOS

Los dirigentes del Leeds confiaban en el proyecto de Bielsa. Tenían la certeza de que revolucionaría el club y ayudaría a conducir a los Whites de vuelta a la máxima categoría, luego de 14 años. En la temporada 2017/18 peleó el ascenso, pero como en sus experiencias española y francesa, no logró el objetivo por poco. El Leeds pudo conseguir más si Bielsa no tomaba una decisión tan polémica como aplaudible en un partido ante el Aston Villa. Su equipo abrió el marcador en momentos en que su rival se encontraba con un futbolista menos, producto de una lesión. Esto generó la reacción airada de los villans, que increparon a los dirigidos por el argentino debido a ese aprovechamiento de la situación. Con la paciencia que lo caracteriza, Bielsa llamó a sus jugadores y les ordenó que no marcaran el saque del Villa. Esto generó el gol del empate. Leeds no obtuvo el ascenso, pero Bielsa ganó un premio al Fair Play y un gran respeto en toda Europa.

Bielsa fue ratificado en su puesto. Los dirigentes del Leeds estaban convencidos de que el mensaje del argentino daría sus frutos. En toda la campaña de la temporada siguiente, los Whites no bajaron de los puestos de ascenso directo. Y se mantuvo primero en las nueve fechas finales del torneo. La ciudad fue una locura en plena pandemia.

En la segunda categoría del fútbol inglés, Bielsa logró una nueva revancha. Ahora dirigirá en la mejor liga del mundo. Sin habérselo propuesto, siguió el camino de Brian Howard Clough, que como Bielsa, tuvo que empezar de cero en la segunda división de Inglaterra.

TRES

Brian Clough tuvo una carrera intensa y prolífica en goles como futbolista. Como centrodelantero del Middlesbrough, marcó más de 200 tantos en seis temporadas en la segunda división, en la década de 1950. Eso generó el interés del Sunderland, entonces en la primera división, que lo contrató en 1961. En esa temporada sufrió una severa lesión que lo alejó por casi dos años de las canchas. A su vuelta, solo pudo jugar tres partidos, en los que anotó un gol. Tuvo que abandonar su carrera de futbolista debido a las secuelas que le dejó dicha lesión, apenas a los 29 años.

Brian Clough. Antes de convertirse en mito.

El banquillo fue el espacio que Clough encontró para continuar en el fútbol. Allí se caracterizó como motivador al frente de sus equipos de fútbol, y también por sus polémicas declaraciones y su adicción al alcohol. Tras hacer sus pininos con el Hartlepool United de la cuarta división, en 1967 fue contratado por el Derby County, que llevaba una década en la segunda categoría. En la primera temporada zafó del descenso; pero en 1969, ganó el campeonato de punta a punta, logrando la vuelta a la primera división. Al cabo de la tercera temporada en la liga más antigua del mundo, el Derby County salió campeón. En 1973, Clough lo condujo a las semifinales de la Copa de Europa (hoy Champions League). Pero la relación con los directivos se había deteriorado, debido a su carácter conflictivo, y Clough se marchó del club al final de esa temporada. Su carrera como entrenador pareció caer en un hoyo. Con el Brighton & Hove Albion hizo una campaña mediocre en la tercera división en la temporada 1973-74; y en el Leeds solo duró 44 días en la segunda mitad de 1974.

Pero fue con el Nottingham Forest que Clough reverdeció sus laureles en un banquillo, y llegó más alto que con el Derby. Arribó en 1975 cuando este equipo militaba en la segunda división, y lo salvó del descenso a tercera. Dos temporadas después, logró subirlo a primera. Y en la temporada del retorno, Nottingham Forest ganó la liga inglesa por primera y única vez en su historia; y además la Copa de la Football Association. Y por si fuera poco, el Forest vencería después en la Copa de Europa de 1979, éxito que repitió en 1980. Del infierno a la gloria. En la década de los 80 Clough siguió al mando del Forest, pero ya sin el brillo de los primeros años. Y en 1993 no pudo evitar el descenso de los Tricky Trees luego de 16 años en primera división. Esa fue su última temporada como entrenador, luego de 28 años de carrera. Brian Clough se despidió de este mundo en el 2004.

Este no tiene que ser necesariamente el destino final de Bielsa, un hombre más disciplinado y ordenado que Clough. Pero ambos coinciden en algo: supieron nacer de nuevo desde abajo.

LA CAÍDA DE LA “CIUDAD REINA”

Previous article

HISTORIA Y RETORNO DEL ‘ MAQUISAPA’

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Opinión