Cultura

Assassination Nation: Un film que nos encara como sociedad

1

Por: Angelo Alvarado

Assassination Nation, segunda película del director Sam Levinson, es un film totalmente cargado de feminismo. Simbólicamente, durante todo el metraje, se ve un constante combate contra el patriarcado y estereotipos que conviven en nuestra sociedad actual, enfocado en un pequeño pueblo de los Estados Unidos: Salem. El inicio es sumamente interesante, ya que nos muestra este tipo de “advertencia” de lo que vendrá a continuación para el espectador: violencia, secuestros, asesinatos, nacionalismos, homofobia, violaciones, sexismo, entre otros temas que se tocan. Todo esto aludiendo a la sensibilidad del espectador, algo así como decirle: si eres alguien conservador o susceptible frente a la verdad (de lo podrida que está nuestra sociedad , te recomiendo no ver esta película por estos motivos… (y sale una secuencia en flash de lo que describí anteriormente).  Algo que cabe recalcar es que está contada bajo una visión subjetiva, la de nuestra protagonista: Lily Colson (Odessa Young).

¿Hasta qué punto tenemos privacidad? O mejor dicho, ¿realmente existe la privacidad en el Internet? La hipocresía, la doble moral, mentiras y más mentiras salen a flote conforme avanza la película. Todos se desconocen al punto de “perder la cordura” y comienza la clásica cacería de brujas contra Lily y su grupo de amigas: Bex (Hari Nef), Sarah (Suki Waterhouse) y Em (Abra).

La crítica es sumamente dividida con respecto a la película. Es ese típico caso de largometraje que ‘o lo amas o lo odias’. Yo la percibo como una película con una paleta de color envolvente, una historia fácil de digerir pero dentro de ese arco que la engloba podemos apreciar esas “mini historias” que nos conforman como sociedad; como, por ejemplo, las relaciones toxicas de pareja, las infidelidades, la agresividad como único medio frente a una situación salida de control, la inconsecuencia de las personas, el falso amor familiar, el dejar atrás a los amigos cuando detona un problema, apología a la discriminación, segregación de las minorías , etc.

De otra parte, los movimientos de la cámara son precisos y los planos suelen variar entre planos conjuntos, bustos y enteros. Por ahí unos cuantos generales y detalles. La puesta en escena es estupenda, además de tener un soundtrack sumamente bueno. Sin duda, una pena que no se haya estrenado en nuestro país. Sin más que decir, invito totalmente a verla, ya que para mí vale totalmente la pena invertir hora y media de la vida en ella. La película puede encontrarse en Amazon, Apple shop y, por qué no decirlo, en páginas de películas pirata que pueden verse on line.

Mi calificación:  7.9/10

Pablo Aimar o la sencillez del genio

Previous article

Netflix y Cien años de soledad

Next article

You may also like

1 Comment

  1. Excelente critica! Me gusto mucho.

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Cultura