Opinión

ALGUNOS CONSEJOS PARA IDENTIFICAR NOTICIAS FALSAS

0

Por: Eduardo Abusada Franco

Hogaño les llaman ‘fake news’, en los años 90 eran psicosociales, o los más “intelectuales”, últimamente, suelen decirles ‘posverdad’; pero son algo que siempre han existido como lo que son: mentiras. Se les da cierto aire verosímil para que la gente las crea, como una pátina de aparente verdad. Con la masificación de las redes sociales el fenómeno se ha hecho más evidente, pero ya está resumido el fin desde hace décadas en la archifamosa frase “miente, miente, que algo queda”. Por cierto, frase atribuida al temido nazi Joseph Goebbels, ministro de propaganda del Tercer Reich; pero que, tratándose este breve texto sobre la verdad, está difícil certificar que realmente él la dijo (de hecho, hace un par de años, el presidente chileno Piñera dijo en un debate que era de Lenin. Lo cual, tampoco es cierto).

Como sea, acá les dejo algunos consejos de cómo identificar rápidamente una noticia falsa. No es ningún estudio, sino conclusiones obvias que saco de mi experiencia como usuario de redes sociales:

1.- Si viene por audio de WhastApp es falso, de plano. Este método es barato y una forma fácil de masificar la mentira pasándola a los grupos de esta aplicación. Se esparce en minutos. Pero no resiste ningún filtro, porque no tienen filtros; nadie ha verificado su contenido o veracidad; que no es lo mismo que verosimilitud. Justamente para darle esa sensación veraz, ese aire “creíble”, usan frases como “un amigo que su papá trabaja en Inteligencia le ha dicho…”.

Hace uno o dos años, un amigo de infancia difundía un crimen en Mollendo, de donde soy. Unos supuestos venezolanos y colombianos habían intentado secuestrar a una niña y los habían detenido. Al preguntarle dónde había salido eso, me decía que en WhatsApp. Le expliqué que en ese mismo momento podía yo mismo crear un audio por WhatsApp y divulgar cualquier cosa. Me di el simple trabajo de llamar a un medio local y a la Comisaría donde estaban los supuestos arrestados y un suboficial me dijo que, desde luego, no había nada.

Estos también llamados ‘bulos’ son peligrosos, pues han generado linchamientos. Por ejemplo, en este caso en México, quemaron vivos a dos personas por una noticia falsa de WhatsApp que denunciaba a una banda que robaba los órganos de niños: https://www.elmundo.es/tecnologia/2018/11/14/5beb0d74ca474132048b45d9.html

Otro caso, en Perú. Este fue en 2016 en Huaycán. También fue asesinada por una turba una persona acusada de “pishtaco”. La fuente de la denuncia era Facebook y WhatsApp. Acá tienen más información: https://redaccion.lamula.pe/2016/12/06/el-psicosocial-de-los-pishtacos-en-huaycan-no-fue-improvisado-segun-testimonios/acastro/

Noten que este tipo de mentiras tratan de tocar las fibras más sensibles y sórdidas: robo de órganos en niños. Como explica mi amigo Paul Barr: “Como toda buena ficción, las fake news son relatos creíbles y que apelan a las emociones. Por la información que entregamos cada vez que utilizamos el internet, existe mucho conocimiento de lo que nos afecta, interesa o preocupa. Recordemos que en las elecciones presidenciales que ganó Trump, las noticias falsas llegaban sobre todo al estrato de los votantes indecisos y se buscaba cambiar su opinión con información diseñada a medida.”

Son, por lo tanto, mentiras direccionadas a mover determinados hilos conductores de nuestros lados más sensibles, quizás los más elementales y primitivos. A más ófrico el tema, más visceral será la reacción. Un acto reflejo más animal, menos racional: la quema pública, la violencia primaria, sin inteligencia mediada, como autodefensa ante una amenaza que nunca existió. Volver a la época de las cavernas. Dicho juicio primitivo tiene la ventaja de no admitir derecho de defensa ni prueba en contrario: te mato porque sí, soy juez y verdugo.

En conclusión, si la noticia viene por WhatsApp no la creas.

2.- Ver la fuente. Internet tiene la ventaja de ser de bajo costo actualmente. Hay plataformas gratuitas en las cuales puedes tener un blog o página web. Ergo, cualquiera puede tener su medio de comunicación digital y poner simplemente lo que le venga en gana.

Recuerdo cuando salieron webs de humor y sátira, como El Panfleto en el Perú (que tuvo mucho éxito). Lo que me llamó la atención es que gente que entiendo es profesional e inteligente, daban por ciertas noticias que evidentemente eran de joda.

En el caso de El Panfleto, siempre fue su intención hacer crítica con noticias ficticias y de humor; pero hay webs y blogs que se crean para hacer noticias falsas. Para identificarlas, mi consejo es que primero uses el sentido común y no seas tan emotivo. Duda un poco. No reacciones a la primera. Para corroborar la información navega en Internet y ve si la misma información salé en algún medio de comunicación más serio.

El problema con los blogs es que la mayoría los hace una sola persona. En un medio de comunicación (sea tradicional o alternativo), hay filtros: un redactor, un editor, fotógrafo, corrector, director, etc. Incluso los medios tradicionales, como sabemos, mienten.

¿Por qué existen blogs con noticias falsas? Pueden ser motivos diversos, como generar desprestigio a políticos de oposición o desprestigiar alguna marca de la competencia. Sin embargo, y ésta parece ser la motivación principal, es que para muchos es un negocio. Pueden ver acá como informa la BBC el caso de Christopher Blair, quien inventa notas bastante escandalosas a nivel político para genera clics. Así sus páginas web se vuelven virales y pueden tener ingresos de publicidad, que muchas veces son muy gruesos. Google tiene un servicio llamado Ad Sense, en que recibe dinero de marcas para colocar publicidad en páginas web y blog y cualquiera puede pedirlo.  Es por ello que Google afina constantemente sus políticas para evitar poner publicidad pagada en este tipo de páginas Acá pueden leer la historia del descarado Blair en una fuente más seria como es la BBC: https://www.bbc.com/mundo/noticias-46363904

3.- Mira la fecha de publicación. Es lo primero que debes leer. A veces son noticias verdaderas, y de medios de comunicación con cierta credibilidad, pero son noticias muy pasadas que las comparten como si fuesen actuales. Es una forma de generar una mentira, pues puede ser un caso ya archivado que pretenden hacer pasar como un “destape”.

4.- No creas nada de lo que sale en los “Grupos de Facebook”. Hay miles que se han creado para difundir cosas con diversas intenciones. Te vas a dar cuenta que los grupos tienen por título un tema —para que mucha se meta atraídas por el título— pero las cosas que comparten son hasta de asuntos opuestos al tema del grupo. Desde luego, hay grupos donde los moderados han puesto filtros y se dedican a ver solo el tema que les interesa: determinado deporte, arte, autos, etc.

5.- No te quedes solo con el titular. Ayer leí una noticia en Panamericana que decía que Vladimir Putin tenía Covid 19, pero al leer la nota (confusamente redactada), quien estaba infectado era su portavoz, no el presidente ruso.

A manera de anécdota, hace unos meses, como tengo problemas para dormir rápido en la noche, mi abuela me aconsejó caminar siete pasos. Me dijo que así había leído en el celular. Al principio no entendí, pero luego comprendí que seguramente leyó un titular en que había que seguir ciertos pasos; pero como no usa el internet y no sabía cómo leer el contenido de la nota, solo vio el titular y consideró ello toda la información.

Esa también es una forma fácil de desinformar. Aún los llamados medios “serios” lo hacen con titulares tendenciosos. Así que, por favor, lee siempre el contenido antes de compartir el artículo.

Tras la campaña presidencia de Donald Trump, un hombre decía ser el artífice de que ganara el magnate. Murió hace poco más de dos años de una sobredosis de pastillas, aún joven, con 38 años. Este hombre se dedicaba a hacer titulares falsos en redes sociales para favorecer el camino Trump a la Casa Blanca. Antes de fallecer explicó en una entrevista que la gente apenas leía los titulares y compartían sus noticias, no revisaban el contenido.  “Sinceramente, la gente es definitivamente estúpida. Nadie comprueba nada y así es como ganó Trump. Él simplemente dijo lo que quería y la gente lo creyó todo. Es muy aterrador”, declaró el ‘rey de las fake news’ para el Post. Se llamaba Paul Horner y era un mentiroso profesional. Acá algo de su historia: https://elpais.com/internacional/2017/09/28/estados_unidos/1506571604_776314.html

6.- Lee bien los links. También veo con frecuencia que clonan páginas. Ponen nombres parecidos de medios ya conocidos para hacer pasar como noticias verificadas por aquellos medios varias mentiras, valiéndose del prestigio que puedan tener los medios falsificados. Asimismo, crean páginas que aparentemente son de esos medios, pero que son inventadas. Por ejemplo, quieren hacer pasar que una noticias tiene por fuente El Comercio, y crean una página con un nombre parecido: “El Comercio – Perú”, o algo así. Se bajan el logo del diario, lo colocan en esa página falsa y listo. Por ello, hay que verificar siempre si el link o página corresponden al medio original. Como ya dije, conviene ver si la noticia ha salido en otros medios y así vas seleccionando lo cierto de lo falso.

7.- Por último, esta es una de la vieja escuela del periodismo estercolero, antes de las redes sociales. Cuando leas “según nota Nota de Inteligencia” en algún artículo, entonces ya sospecha. Esa técnica la usaban los periodistas que formó Montesinos y que aún pululan en diarios impresos de poca credibilidad. Esa fórmula suele estar plagada, además, de palabras en condicional como “habría, sería, iría”. Ese formato es viejo, no hay tales notas de inteligencia. Se usa precisamente la mención para ampararse en que si dice “Inteligencia” es información secreta, clasificada, y no se puede revelar la fuente. Tonteras. Mucha película. La realidad es más compleja.

A fin de cuentas, se trata de tener sentido común y leer un poco más despacio. No creas lo primero que veas. Que algo esté en Internet con apariencia de noticia, no necesariamente es cierto. Precisamente de eso trata el engaño, de darle apariencia de noticia con los métodos ya mencionados.

A la prensa hegemónica le hace falta una buena cuarentena

Previous article

¿Dónde están los imbéciles?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

More in Opinión